Cubs terminó la buena racha de los Braves, quienes tenían una racha de 14 victorias de manera consecutiva. Por su parte, la novena de Chicago venía de perder en 10 juegos seguidos. Con esto, se logró algo que no sucedía desde 1999, pues desde entonces un equipo con 10 derrotas o más, no vencía a un rival con ese saldo a favor.

El héroe para los Cubs fue Christopher Morel, quien está teniendo participación como novato. El tercera base con un elevado de sacrificio ayudó a que Jonathan Villar anotara la primera y única carrera del encuentro en el octavo episodio.

Por su parte, los Braves se quedaron con las ganas de igualar la marca impuesta por esta franquicia en el 2000, pues esa temporada lograron 15 triunfos consecutivos, por lo que se quedaron muy cerca de empatarlo.

Pese al resultado, algo a destacar es la gran labor de ambos equipos en cuanto a sus pitchers. Atlanta utilizó como abridor a Charlie Morton, quien permaneció en el montículo por 7 innings en los que solo permitió 3 hits y ponchó a 9. En su relevo entró solamente A.J. Minter, quien permitió la única carrera limpia del encuentro con la que se llevó la derrota.

Por su parte, Cubs abrió con Keegan Thompson quien lanzó por 6 entradas y en total fueron 4 pitchers los que se utilizaron, quienes en conjunto solo permitieron un par de imparables, ninguna carrera limpia, 5 bases por bola y retiraron 11 bateadores por la vía del strikeout.