Meghan Markle visitó Texas el jueves para presentar sus respetos a las 21 víctimas asesinadas en una escuela primaria en Uvalde. Las fotos mostraban a la duquesa de Sussex colocando un ramo de rosas blancas en un monumento a las personas que fueron baleadas en la escuela primaria Robb.

Meghan, de 40 años, vestía de manera informal con jeans, una camiseta y una gorra de béisbol. Markle miró fijamente las cruces en honor a los 19 niños y dos maestros asesinados a tiros durante el ataque del martes mientras ignoraba las preguntas de los reporteros, según Los Angeles Times.

Luego colocó las rosas blancas atadas con una cinta morada en una cruz para Uziyah García, de 10 años, informó el periódico. «Te vamos a extrañar», escribió alguien en el memorial del niño. La acompañaba un guardaespaldas que parecía ser Alberto Álvarez, quien estaba con Michael Jackson la noche en que murió en junio de 2009.

Según los informes, el príncipe Harry y Markle contrataron recientemente a Álvarez, de 45 años, como su guardaespaldas. El nieto de la reina Isabel II, de 37 años, fue fotografiado a principios de esta semana andando en bicicleta en Montecito, California, acompañado por Alberto.

La duquesa de Sussex hizo el viaje a título personal como mamá, para ofrecer sus condolencias y apoyo en persona a una comunidad que experimenta un dolor inimaginable, dijo su portavoz a People. No estaba claro si Markle estuvo acompañada en el viaje por equipos de cámara que filmaban contenido para su acuerdo con Netflix.

La visita de Meghan a la comunidad al oeste de San Antonio no fue anunciada y fue una sorpresa para la ciudad, que todavía está conmocionada por la tragedia mortal. El viaje de la duquesa a Texas también se produce cuando su propio papá, Thomas Markle, de 77 años, se recupera bajo supervisión médica después de sufrir un derrame cerebral.

En esta visita, Meghan lucía en su muñeca izquierda un brazalete Cartier Love de seis mil 900 dólares y el reloj Cartier Tank de 23 mil de la princesa Diana. No quedó claro si el príncipe Harry y sus dos hijos la acompañaron en su viaje a Texas, pero no fueron vistos en el memorial con ella.

El presidente Biden dijo el miércoles que también visitaría Uvalde con la primera dama Jill Biden en los próximos días para «con suerte traer un poco de consuelo a la comunidad. Como nación, creo que todos debemos estar ahí para ellos. Y debemos preguntar, en nombre de Dios, cuándo haremos lo que se necesita hacer».

El martes en Uvalde, Salvador Rolando Ramos, de 18 años, perpetró el tiroteo escolar más mortífero en casi una década, matando a 19 niños y dos maestros, antes de ser abatido a tiros por la Policía.

Fuente:Quien

Fotos:(CHANDAN KHANNA/AFP)(Anadolu Agency/Anadolu Agency via Getty Images)