Por Karla Russell, para El Narrador de México.

Mayo 2022. Aguascalientes.

El debate unilateral entre un medio informativo y otro, (Las mañaneras como agenda setting y la réplica y contra réplica a ella, a través de muchos medios de comunicación) están ahondando la brecha para ciudadanos y clase gobernante, que no quieren y les interesa entrar al “tiro por bola” de la política, pero sí conocer temas de interés para la sociedad.

En entrevista para El Narrador de México, el presidente del Comité Directivo Estatal de Morena en Aguascalientes, Eulogio Moreal Ávila, dio respuestas fuera del foco mediático y debate polarizado, que justifican la ginococracia en el Estado de Aguascalientes, entre ella la elección y selección de la candidata a gobernadora, Nora Ruvalcaba, que contradice lo que comentó la Dirigente Nacional de Mujeres Morena, Carol Arriaga, a que se debe más que un asunto de “deuda moral” que un tema de cumplimiento a la Ley de tres.

Pero no, fue decisión difícil dadas las simpatías de los hidrocálidos hacia el gobierno de hombres más que de mujeres. Pero la función fue hacer cumplir la ley, dando muestra que dentro del mismo partido gobernante a nivel federal, les guste o no, se disciplinan ante las reglas políticas y en consecuencia, a una meritocracia, que en algunos aspectos, como corriente ideológica, deja mucho a deber socialmente y crea frustraciones más que beneficios. No fue el caso de Quintana Roo, cuya aspirante a la gubernatura, Mara Lezama, fue siempre la candidata con simpatía, mérito y puntaje más alto.

Pero, muy a pesar de tener un cargo estatutario que pareciera privilegiado, Eulogio Moreal Ávila habla de la frustración que se manifiesta cuando dentro de la misma estructura de la 4T se crean pungas internas, muchas veces provocadas por envidia, a consecuencia de la simpatía del presidente Andrés Manuel López Obrador a unos cuantos y no otros; y también porque los políticos en acción, muchas veces desconocen lo que es y para qué sirve la política. (Agradecemos, lectores, que hay alguien consciente de este hecho).

Como operador emergente y principalmente, como conciliador, Eulogio ha cumplido su labor como homo faber, ya que casi, de manera artesanal (con el arte y telar en la comunicación) ha influido en la idiosincrasia de la política, sociedad y principalmente en juventud, a la que tiene cercanía por sus mas de 23 años de servicio docente a nivel universitario.

En semblanza, este político que llamaremos homo faber, porque en su actuar construye y reconstruye, pero también destruye. Sus palabras como académico y servidor han incomodado a más de uno cuando en el debiera ser y en realidad es, se confronta con el actuar humano incorrecto. Pero nada que venga de un estado inerte puede surgir sin “sufrir” una transformación, esa es a la que él llama 4T y que además identifica como un proyecto que sólo el actual presidente de México puede prolongar si existe el ánimo y conciencia de que tiene que estar presente aun posteriormente, y delegar próximamente un “cetro de poder”.

*El homo ludens de Morena. El hombre que juega y (¿se divierte?)

¿Juega el presidente AMLO con su poder, la sucesión y su dedo de “Rey Midas”?

Por supuesto, responde Eulogio, sonriente y ameno. Sin criticar, pero enfatizando lo que en los efectos genera este juego de simpatías, que colateralmente trae más división, fracturas, envidia y desacuerdos.

Y rememora su propia historia familiar; el Padre rompe el ciclo patriarcal debido a que entre los hermanos sólo el mayor podía y tenía el privilegio de sentarse a comer por el Abuelo, mientras que las mujeres ingresaban al comedor a posar los alimentos y retirarse insignificantemente. Pero por el paso del tiempo, madurez o por fortuna, dentro del seno familiar Monreal Ávila surge un ejercicio de democracia. Así es como Eulogio confía que las cosas se pueden cambiar, rompiendo un ciclo, incluyendo a las mujeres, dando voz, voto y dialogando. Como se hizo en casa y como se puede replicar.

*Alfredo Jalife… ¿apoya o resta?

Apoya, porque lo que dice es profético en cuanto retrata la realidad y no tiene necesidad de quedar bien con nadie, ya que no depende de ningún acuerdo. No obstante, la que suscribe, enfatiza que si por estar en redes sociales, entre el presidente López Obrador y Jalife se genera un fenómeno de “Rockstar” donde las formas y estructuras políticas dejan un poco la institucionalidad.

Nuestro entrevistado responde que sí, tal cual, hay políticos (forma y fondo) que deben de cuidarse, para que el proyecto de regeneración se encamine y sobre todo, deje un país (el presidente) en manos de alguien que tenga esa misma visión, ese mismo peso.

Y aquí la pregunta obligada que surge es ¿Quién? Nuestro entrevistado ríe con carcajadas y lo deja de tarea. Claro, la tarea es de todos los que votaremos con razones que deban de ser consideradas. Sin embargo, una realidad se asoma ante este panorama, que son con los datos duros, fríos y estadísticos.

Recientemente, en el ejercicio del referéndum, se diagnosticó un 18 por ciento del voto duro hacia el presidente, muy bueno y útil para todo aquel contendiente abanderado por las filas de Morena. Es un voto, digámosle así, de gratitud de los adultos mayores y personas conscientes de lo que ningún otro gobierno había dado anteriormente.

Y sin ánimos de parafrasear a Facundo Cabral, de que “no estás inconsciente, estás distraído”, la apuesta de tener mayores votos a favor, dentro del referéndum, eran los jóvenes llamados “millennials” que no aparecieron, no se les vio por ningún lado manifestando un gracias por una beca; gracias por el recurso no pedido pero aceptado y utilizado, pero que o no es suficiente o no es tan relevante para levantarse de las ocupaciones cotidianas e ir a realizar un ejercicio democrático. Por amor a México o por un café que también regalaron empresas. Nada.

Moreal Ávila justifica a los Millennials con una gran distracción en el internet, en redes sociales, en memes, pero de alguna manera en la inconsciencia de no ver lo que una beca representa en estos tiempos, al menos para los padres y abuelos, que de la nada obtiene un recurso gubernamental. (Jóvenes, ahí les hablan y es bueno que respondan). Tampoco lo ve mal, que sigan distrayéndose y que actúen desde donde quieran, pero que sean parte de la agenda social y política. También que los políticos se acerquen a ellos. Ni unos ni otros están en sus miras de trabajo e inclusión.

*La hoz y el martillo del homo faber.

Sin caer en temas ideológicos profundos, sí en una filosofía de cómo la Cuarta Transformación toma un rumbo en base de romper estructuras idiosincráticas, politiquería, doble pensar de falsos políticos y sí en cambio, de crear una “regeneración”, las propuestas de la Reforma Electoral del 2022 son asertivas en cuanto a eliminar el oneroso subsidio a partidos políticos, que en época electoral o procesos electorales, recibe sólo en Aguascalientes 95 millones de pesos, que en ningún rubro de transparencia han sido justificados. Así lo mismo, va para los institutos electorales y tribunales. Si no se ven los beneficios ciudadanos, que desaparezcan.

Esta postura, incluso dentro del mismo partido Morena, son la hoz y el martillo del homo faber que destruye los intereses de unos cuantos que quisieran que todo siguiera igual, pero que ya no se puede.

*Que sigan su camino… Los falsos políticos.

Y para concluir la charla, las circunstancias actuales dentro de la política mexicana que contraponen que fluya el proyecto de nación gubernamental se da por la pugna dentro de toda estructura, principalmente en la política. Y en parte, son actores que lejos de ayudar, dan la mala cara a la sociedad dentro y fuera de toda organización. Son los falsos políticos, a los que Eulalio Monreal ha sabido identificar como actores de doble pensar, doble actuar y por la incongruencia.

No los considera enemigos, pero siguiendo el ejemplo del presidente Andrés Manuel, aconseja que a todo aquél quien no converge con él ni apoya su visión, sin atajar una postura de imposición, simplemente les dice: Sigue tu camino que yo sigo el mío.

Y así, esperemos siga su camino cada quién dentro de sus destinos, sabiendo que de los mejores cargos institucionales, el único lugar que no llega a una inoperancia laboral es el académico, porque el conocimiento entre más se usa, menos se agota.