Clásicos imprescindibles de la literatura española

Después de repasar las obras cumbre inglesas y francesas, ahora le toca el turno a las de la literatura española. Para ello, hemos combinado obras de todas los tiempos: desde la época medieval hasta mediados del siglo XX. Cervantes, Lorca, Pardo Bazán, Galdós o Matute, entre otros, forman parte de esta selección en la que se encuentran ediciones conmemorativas o con información adicional para fomentar su lectura en las aulas.

Don Quijote, un clásico de la literatura

Don Quijote de la Mancha: El clásico de los clásicos fue reeditado en el año 2015 por la Real Academia Española (RAE) para conmemorar los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes. En concreto, esta edición reproduce el texto crítico y las notas de Francisco Rico, que es el coordinador del volumen, y se completa con estudios de escritores y filólogos como Mario Vargas Llosa, Francisco Ayala, Martín de Riquer, José Manuel Blecua, Guillermo Rojo, José Antonio Pascual, Margit Frenk y Claudio Guillén. El prólogo está escrito por Darío Villanueva, el director de la RAE en ese momento. 

El camino: Delibes contaba con tan solo 30 años cuando publicó su tercera novela, en 1950, aunque antes ya había ganado el Premio Nadal con ‘La sombra del ciprés es alargada’. Centrada en la evocación de un tiempo mejor, el protagonista es Daniel el Mochuelo, un niño de 11 años que le gusta vivir en su aldea, con sus amigos y sus pájaros. Sin embargo, su padre quiere que se vaya a la ciudad a estudiar bachillerato. La noche antes de partir, Daniel recordará todo lo vivido en su pueblo con mucha nostalgia ya que deja atrás una de las épocas más felices de su vida. Un reflejo del éxodo a las grandes ciudades que se estaba produciendo en la década de los 50. Con prólogo del escritor Sergio del Molino.

Fortunata y Jacinta: El papel de la mujer en la sociedad y el clasismo que imperaba en el Madrid del siglo XIX son dos de las claves de esta obra cumbre de la literatura española protagonizada por dos mujeres pertenecientes a dos clases sociales diferentes. Por un lado, Fortunata es de clase baja, ingenua, espontánea y temperamental, y por otro, Jacinta retrata la hipocresía de la clase burguesa influenciada por la religión y costumbres firmemente establecidas. Es la representación del Madrid ‘Galdosiano’ que pone en jaque todas las costumbres de una época inmersa en numerosos hechos históricos, como las guerras carlistas o la proclamación de la Primera República.

La Celestina: Considerada como la obra que culmina la literatura medieval española y preludia el Renacimiento, consiguió al poco tiempo de su publicación una sucesión de ediciones y la temprana traducción a otra lenguas a comienzos del siglo XVI (italiano, alemán y francés). Esta tragicomedia protagonizada por Calisto y Melibea retrata las pasiones humanas más elementales, las que no pasan de moda, y le da poder a un personaje, la alcahueta Celestina, que se ha convertido en un personaje literario de fama universal. Esta edición, recomendada para estudiantes a partir de 14 años, cuenta con notas explicativas y de vocabulario, introducción, apéndice y actividades.

La Regenta: Muchas veces comparada con ‘Madame Bovary’, la protagonista de la primera obra de Clarín, Ana Ozores, se casa con Víctor Quintanar, un antiguo Regente de la Audiencia de la ciudad de Vetusta (reflejo de Oviedo) que es mucho mayor que ella, lo que provoca que la mujer sienta algunas carencias sentimentales que trata de encontrar en un donjuán provinciano, Álvaro Mesía. A esa relación también se une el confesor de Ana, don Fermín de Pas, que se enamora de la Regenta y convierte a los dos hombres en rivales. Considerada como un compendio crítico de la cultura de la época, esta edición cuenta con anotaciones del crítico literario Ignacio Echevarría. 

Comparte las ultimas noticias:

Noticias relacionadas